Palma de Mallorca, 13 de enero de 2020.- Desde la Associació Balear de Serveis Immobiliaris (ABSI) aplaudimos que el Convenio colectivo estatal para las empresas de gestión y mediación inmobiliaria vea la luz. Un convenio que se materializa desde hoy con su publicación en el BOE y en el que ABSI, como parte integrante de la Federación de Asociaciones de Empresarios Inmobiliarios (FADEI), ha participado de manera activa.

Se trata de un convenio que nace por la necesidad de regulación homogénea y autónoma del sector de la intermediación inmobiliaria. Desde ABSI valoramos de manera muy positiva este acuerdo porque da estabilidad al sector en un momento de amenaza de desaceleración. Gracias a este convenio, todos los profesionales inmobiliarios contarán con un marco regulatorio que les permitirá mejorar su poder adquisitivo mediante subidas salariales que van en consonancia a los años de bonanza que se han tenido.

Este convenio tiene una vigencia de tres años, hasta el 31 de diciembre de 2021 y, como novedad desde este mes de enero, fija un salario mínimo de 14.000 € anuales (1.000 € x 14 pagas) de salario base, de forma que todas las categorías que estuvieran por debajo se incrementarán a ese importe. Además de ello, en 2021 se producurá un incremento del IPC real (subida inicial con el IPC de 2020 y cláusula de revisión salarial al finalizar 2021 por si el IPC final fuera superior, para así no perder poder adquisitivo) y prevé una revalorización del 2,2% para todos los pluses y complementos salariales. Entro otras mejoras, el precio del Kilometraje se incrementa hasta los 0,25 € y las ayudas de guardería se fijan en 671,58 €, entre otras novedades.